Filed in ARTÍCULOS ENTREVISTAS REPORTAJES

[TRADUCCIÓN] 10/12/20 – BTS son el Entertainer Of The Year 2020 de TIME

Estamos a finales de octubre, y Suga está sentado en un sofá tocando una guitarra. Sus pies están descalzo, su pelo largo cae sobre sus ojos. Está improvisando, probando acordes y murmurando suavemente para sí mismo, pendientes de aro plateados brillando en la luz. “Empecé a aprender hace unos pocos meses”, dice. Es un momento íntimo, el típico que pasas con un nuevo enamoramiento en un dormitorio de la universidad mientras confiesa sus ambiciones de estrella de rock. Pero Suga es una séptima parte de la banda de pop coreano BTS, lo que significa que soy sólo una fan entre millones mirando, saboreando el momento.

BTS no sólo son el mayor artista de K-pop en las listas. Se han convertido en la mayor banda del mundo, punto. Entre lanzamientos de varios álbumes, romper todo tipo de récords y aparecer en estos streamings extemporáneos en 2020, BTS ascendió al cenit del estrellato pop. Y lo hicieron en un año marcado por contratiempos, en el que el mundo hizo una pausa y todxs han luchado por mantener sus conexiones. Otras celebridades intentaron aprovechar los desafíos de este año; la mayoría falló. (¿Recordáis ese video de “Imagine” lleno de famosxs?) Pero los vínculos de BTS con su fanbase internacional, llamada ARMY, se profundizaron en medio de la pandemia, un ajuste de cuentas racial global y cierres mundiales. “Hay momentos en los que todavía me desconciertan todas las cosas inimaginables que están sucediendo”, le cuenta Suga a TIME. “Pero, me pregunto, ¿quién va a hacer esto si no nosotros?”

Hoy, el K-pop es un negocio multimillonario, pero por décadas los “porteros” del mundo musical — los magnates de la radio occidental, los medios de comunicación y los devoradores de números — lo han tratado como una novedad. BTS alcanza las notas esperadas del K-pop tradicional: trajes impecables, coreografías frescas y vídeos deslumbrantes. Pero ellos igualan ese brillo de super estrellas con un sorprendente nivel de honestidad sobre el trabajo duro que conlleva. BTS cumple con las demandas de la era de autenticidad del Top 40 sin sacrificar nada del brillo que convierte al K-pop en una fuerza cultural. Tampoco está de más que sus canciones sean irresistibles: confecciones pulidas que son densas y con gancho, y que logran posicionarse cómodamente en cualquier lista de reproducción de mainstream.

BTS no es el primer artista coreano en poner un pie seguro en occidente, sin embargo su enorme éxito hoy es un indicativo de un cambio radical en el funcionamiento interno del fandom y cómo se consume la música. Desde impulsar su marca a una oferta pública inicial valorada en 7,5 mil millones de dólares a inspirar a los fans a igualar su donación de 1 millón de dólares a “Black Lives Matter”, BTS es un caso estudiado en la industria de la música dominada mediante la conexión humana. Un vez que Suga domine la guitarra, no habrá mucho más que les quede por conquistar.


En un universo alternativo donde el COVID-19 no existió, el 2020 de BTS probablemente se habría parecido mucho a los años anteriores. El grupo comenzó en 2010, después de que el cerebro del K-Pop y fundador Big Hit Entertainment, Bang Si-hyuk, reclutara a RM, de 26 años, de la escena del rap underground de Seúl. Pronto se le unieron Jin, de 28; Suga, de 27; J-Hope, de 26; Jimin, de 25; V, de 24; y Jung Kook, de 23, seleccionados por sus talentos de baile, rap y canto. Pero a diferencia de sus compañeros, BTS tenía una vena de antiestablecimiento, tanto en su activismo como en la forma en que contribuían a la composición y producción de sus canciones — lo cual era entonces poco frecuente en el K-pop, aunque eso ha empezado a cambiar. En el primer single de BTS en 2013, “No More Dream”, criticaron la presión social coreana, como las altas expectativas puestas en lxs niñxs en edad escolar. Han sido abiertos sobre sus propios problemas con la salud mental y han hablado públicamente sobre su apoyo a los derechos de lxs LGBTQ+. (El matrimonio entre personas del mismo sexo aún no está legalmente reconocido en Corea del Sur.) Y han modelado una forma de masculinidad más gentil y neutral, ya sea tiñéndose el pelo en tonos pastel o estrechando sus brazos amorosamente el uno sobre el otro. Todo esto los ha hecho únicos no solo en el K-Pop sino también en el mercado global del pop. Fuente: Soompi Trad. Español: BTS Spain Respeta todos los créditos.

Pero a diferencia de sus compañeros, BTS tenía una vena de antiestablecimiento, tanto en su activismo como en la forma en que contribuían a la composición y producción de sus canciones — lo cual era entonces poco frecuente en el K-pop, aunque eso ha empezado a cambiar. En el primer single de BTS en 2013, “No More Dream”, criticaron la presión social coreana, como las altas expectativas puestas en lxs niñxs en edad escolar. Han sido abiertos sobre sus propios problemas con la salud mental y han hablado públicamente sobre su apoyo a los derechos de lxs LGBTQ+. (El matrimonio entre personas del mismo sexo aún no está legalmente reconocido en Corea del Sur.) Y han modelado una forma de masculinidad más gentil y neutral, ya sea tiñéndose el pelo en tonos pastel o estrechando sus brazos amorosamente el uno sobre el otro. Todo esto los ha hecho únicos no solo en el K-Pop sino también en el mercado global del pop.

En marzo, BTS se preparaba para una gira mundial. En cambio, se quedaron en Seúl para esperar a que pasara la pandemia. Para el grupo, la vida no parecía muy diferente: “Siempre pasamos 30 días al mes juntos, 10 horas al día”, dice Jin. Pero con sus planes trastocados, tuvieron que dar un giro. En agosto, BTS lanzó un single en inglés, “Dynamite”; que encabezó las listas de éxitos en los EE.UU. — el primer de un acto totalmente coreano. Con su último álbum de este año, Be, se han convertido en el primer grupo de la historia en debutar una canción y un álbum en el número 1 de las listas de Billboard en la misma semana. “No esperábamos lanzar otro álbum”, dice RM. “La vida es una compensación”.

Sus triunfos de este año no fueron solo por la música. En octubre, hicieron el mayor concierto virtual de todos los tiempos, vendiendo casi un millón de entradas para el evento de dos noches. Su compañía de gestión se hizo pública en Corea, convirtiendo a Bang en multimillonario y a cada uno de los miembros en millonarios, una rareza en una industria en la que el botín suele ir a parar a los distribuidores, no a los creadores. Y finalmente fueron recompensados con una nominación a los Grammys. En YouTube, donde su Big Hit Labels es una de las 10 cuentas de música con más suscriptores (con más de 13 mil millones de visitas este año), su única competencia real son ellos mismos, dice el gerente de tendencias musicales de YouTube, Kevin Meenan. El vídeo “Dynamite” obtuvo 101 millones de visitas en menos de 24 horas, una primicia para la plataforma. “Han batido todos sus propios récords”, dice.

No es que la gloria venga sin inconvenientes: es decir, la falta de tiempo libre. Se acerca la medianoche en Seúl a finales de noviembre, y BTS, sin Suga, que se está recuperando de una cirugía del hombro, está teniendo otra entrevista — esta vez, solo conmigo. V, Jimin y J-Hope espontáneamente se ponen a cantar mientras discuten el próximo cumpleaños de Jin. “Love, love, love”, armonizan, aprovechando el coro de los Beatles, girándose hacia su compañero de grupo y cruzando los dedos en la versión coreana del símbolo de un corazón.

Las comparaciones con ese grupo que define la época son inevitables. “Lo que es diferente es que somos siete, y también bailamos”, dice V. “Es algo así como un cliché cuando las boy bands grandes surgen: ‘¡Oh, hay otro Beatles!’” dice RM. He entrevistado a BTS cinco veces, y en cada interacción, son educados hasta la saciedad. Pero ya deben estar cansados de repasar estas comparaciones, así como deben estar cansados de explicar su éxito. RM dice que es una mezcla de suerte, tiempo y estado de ánimo. “No estoy 100% seguro”, dice.

Han madurado hasta convertirse en celebridades inteligentes: concentrados y cautelosos, están más listos para las preguntas y más reacios para hacer grandes declaraciones. Cuando le preguntas a BTS sobre su año histórico, por una vez no están precisamente contentos; J-Hope lo llama irónicamente una “montaña rusa”. “Son cosas que pasan”, dice RM. “Fue un año en el que sufrimos mucho”, dice Jimin. Normalmente un showman, en este punto parece más introspectivo que de costumbre. “Puede parecer que nos va bien en el exterior con los números, pero nosotros mismos pasamos por un momento difícil”, dice. Para un grupo cuyo propósito está verdaderamente definido por sus fans, la falta de interacción humana ha sido sofocante. Aun así, se han propuesto representar el optimismo. “Siempre quise convertirme en un artista que pueda proporcionar consuelo, alivio y energía positiva a la gente”, dice J-Hope. “Esa intención armonizó con la sinceridad de nuestro grupo y nos llevó a quienes somos hoy”.


En una era marcada por tanta angustia y cinismo, BTS se ha mantenido fiel a su mensaje de amabilidad, conexión y auto-aceptación. Esa es la base de su relación con sus fans. La filósofa y autora surcoreana Dra. Jiyoung Lee describe la pasión del fandom de BTS como un fenómeno llamado “horizontalidad”, un intercambio mutuo entre lxs artistas y sus fans. A diferencia de la instrucción jerárquica de un icono a sus seguidores, BTS ha construido una comunidad auténtica. “Nosotros y nuestrxs fans somos una gran influencia el uno para el otro”, dice J-Hope. “Aprendemos a través del proceso de hacer música y recibir retroalimentación”. El fandom de BTS no consiste solo en asegurar la primacía del grupo — también es extender el mensaje de positividad del grupo al mundo. “BTS y ARMY son un símbolo de cambio en el espíritu de la época, no solo de cambio generacional”, dice Lee.

BTS photographed in Seoul on Oct. 29: from left, RM, Suga, V, Jung Kook, J-Hope, Jimin and Jin

Y en junio, BTS se convirtió en un símbolo del activismo juvenil mundial después de donar 1 millón de dólares al movimiento Black Lives Matter en medio de las grandes protestas en los EE.UU. (Tienen un largo historial de apoyo a iniciativas como UNICEF y programas escolares). BTS dice que ahora fue simplemente en apoyo de los derechos humanos. “Eso no era política. Estaba relacionado con el racismo”, dice Jin. “Creemos que todxs merecen ser respetadxs. Por eso tomamos esa decisión”.

Eso resultó significativo para fans como Yassin Adam, de 20 años, un ARMY de Georgia que dirige cuentas populares en redes sociales sobre BTS compartiendo noticias y actualizaciones, y que es negro. “Traerá más conciencia a este tema que la gente como yo nos enfrentamos en este país”, dice. “Me veo a mí mismo en ellos, o al menos una versión de mí mismo”. En mayo y junio, una coalición de fans del K-Pop apareció en los titulares por interferir en una aplicación policial y por comprar entradas para un mitin de la campaña de Trump, agotando la asistencia en persona. Más tarde ese verano, la recaudación de fondos de ARMY igualó la donación de 1 millón de dólares de BTS a Black Lives Matter en 24 horas.

Para Nicole Santero, de 28 años, que es asiático-americana, su éxito en Estados Unidos también es un triunfo de la representación: “Nunca he visto a gente como yo en un panorama tan convencional”, dice Santero. Está escribiendo su tesis doctoral sobre la cultura del fandom de BTS y tiene una cuenta popular en Twitter que analiza y comparte datos de BTS. “Cada vez que estoy despierta, hago algo relacionado con BTS”, dice. “Este es un tipo de amor más profundo”.

Este tipo de devoción es un motivo de orgullo para BTS, particularmente en un año en el que todo se ha sentido tan incierto. “No estamos seguros de si realmente hemos ganado respeto”, dice RM. “Pero una cosa es segura, y es que gente se siente como, vale, este no es un tipo de síndrome, un fenómeno”. Busca las palabras correctas. “Estos chicos jóvenes de Corea están haciendo esto”.

Fuente: TIME
Trad. Español: BTS Spain
Respeta todos los créditos.

Suscríbete
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios