[TRADUCCIÓN] Biografías de los miembros de BTS, Japan Official Fanclub Magazine vol. 1-6

J-HOPE

Una larga entrevista que cubre la vida de los miembros de BTS desde su infancia hasta el momento. En el volumen 1 os damos la existencia de la esperanza, ¡J-Hope!

Una infancia llena de energía, su primer sueño era convertirse en tenista

¡Es un honor ser el primero! Soy el personaje principal, fufufu. Quero enseñaros más fotos antiguas, pero perdí mi teléfono y con él todas mis fotografías en la escuela primaria. Todo lo que me queda… es vergüenza.

Nací en Gwanju, una ciudad del sudeste Corea del Sur. Era un niño muy mono, ¡irradiaba esperanza desde que era un bebé! Fui a una guardería que estaba muy centrada en las artes, pero como todo el mundo sabe, el mío es malísimo. (Risas). Tengo recuerdos de ser incapaz de dibujar bien incluso en ese momento. Probablemente solo iba ahí porque estaba cerca de mi casa.

Recuerdo que en la guardería me avergonzaba cambiarme de ropa antes de jugar en la piscina. Hacen que los niños y niñas se cambien juntos porque aún éramos pequeños. ¡Me daba muchísima vergüenza! Siempre pensaba: ¿Por qué me tengo que cambiar con las niñas? Es por eso que tengo recuerdos de cambiarme a escondidas de todo el mundo. Incluso cuando llegaba a casa después de la guardería, solía jugar fuera hasta que el cielo se hacía oscuro. Esos eran realmente los verdaderos momentos de diversión. Me mudé dos veces cuando estaba en primaria y me transferí en segundo grado. Era un chico muy activo y me encantaban los deportes, especialmente el tenis. De hecho, mi primer sueño era convertirme en tenista. Era realmente malo, pero soñaba con convertirme en alguien realmente bueno.

Después de descubrir la diversión del bailar delante de otros, decidí tomar mi camino de convertirme en bailarín

El punto en el que todo cambió fue cuando estaba en tercer curso de primaria. En la escuela a la que asistía había clases de baile de media hora por la mañana. Se reproducía un vídeo con una coreografía y nosotros teníamos que copiarla como ejercicio. ¡Esa fue la vez que me di cuenta que tenía talento para el baile! Mis amigos me alababan diciendo “¡eres realmente bueno!” e incluso aparecí en algunos vídeos como representante de la escuela. Cada mañana, el colegio entero vería mi vídeo y seguiría mis pasos. Fufufu. Después de eso me interesé realmente en el baile, pero ese sentimiento se intensificó durante un viaje del colegio en quinto curso. Tuvimos un tiempo para demostrar nuestros talentos y bailé un freestyle con la música que mi profesor reprodujo. Todo el mundo me alabó diciendo que era bueno.

En sexto curso, le conté a mis padres que me quería convertir en bailarín. Mi padre se opuso con vehemencia. Era un buen estudiante en primaria y él se preguntaba por qué necesitaba bailar. Mi padre es un profesor de literatura en el instituto, así que pienso que lo que él quería para mí era una ruta verdaderamente académica. Pero me encantaba bailar, así que le dije: “Quiero bailar, quiero seguir este camino”. Nunca cesé en mi intento de convencerle de ese sentimiento. Entonces, un día, mi padre me dijo: “Baila aquí mismo. Quiero ver cómo de bueno eres”. Bailé con todo mi corazón y mi alma, sin música. Después de verlo, lo único que mi padre hizo fue decirme: “Vale. Si insistes, adelante”. La única cosa que dije después de escucharlo fue: “Muchísimas gracias”.

Participar en un grupo de baile local, él soñaba con convertirse en artista

Después de empezar seriamente con mi camino en el baile, me uní a un grupo cuando entré en secundaria. Había un grupo se creó alrededor de mi como figura central, y en el segundo año de secundaria me uní a otro grupo como el más joven. Si buscas en internet, probablemente encontrarás muchos vídeos de ese momento. (Risas). Participamos en performances de baile en algunos colegios. Nos unimos a competiciones callejeras y ganamos un montón de premios, éramos bastante conocidos por ser buenos bailando. A raíz de empezar a hacer esto, empecé a soñar con convertirme en artista. Me presenté a una audición ganando un premio de popularidad en una competición de JYP Entertainment, ¡incluso recibí un premio de 300.000 won! (Risas).

En la primavera de 2010, pasé la audición de mi actual compañía, Big Hit Entertainment, y comencé a recibir clases como trainee. Eso es porque tengo recuerdos de secundaria, pero apenas del instituto. No tener ningún recuerdo con mis amigos es una vergüenza. Incluso en cuanto a graduaciones, la única a la que asistí fue en primaria. Mi graduación de secundaria se solapaba con las audiciones y con todo, y la graduación en el instituto fue en medio de nuestras preparaciones para el debut, así que no pude asistir a ninguna.

Durante los años de trainee en Seúl, él aprendió los encantos del rap

Para el instituto, me matriculé donde mi padre era profesor. Después de convertirme en trainee, recibía clases en Gwanju mediante la contratación de un sistema educativo durante un tiempo. Mi padre me apoyó siempre y por eso pude seguir adelante con mis estudios. Estoy muy agradecido con él.

Entonces, durante la Navidad de mi primer año en el instituto, me mudé a Seúl solo y recibí clases en la compañía. Inmediatamente, conocí a Rap Monster y a Suga-hyun al dormir en el mismo piso. Al principio no era capaz de acostumbrarme a ellos; debía de parecer un paleto de pueblo en ese momento, pero todo el mundo me trataba muy amable en cuanto me acomodé.

Empecé a rapear en ese momento. En ese entonces todos los miembros eran raperos, así que podría decirse que me vi forzado a aprender a rapear, era más como una forma de absorber mi vida diaria. Volvía al piso con algún rap metido en la cabeza. Al principio, me preguntaba cómo eran capaces de hacer eso, pero entonces sentí qué era lo que se definía como rap. Era tan interesante verlos a mi alrededor, insultarlos y hablarles a través del rap.

Oh, ¡es cierto! Hubo un momento en el que Suga-hyung y yo éramos trainees que estuvimos rapeando una noche entera. (Risas). Nos insultábamos y nos decíamos todo aquello que no éramos capaces de decir sin el rap. Incluso ahora no puedo olvidar ese momento. Era realmente divertido. También, estaba interesado en la parte vocal, por lo que tomé algunas clases. Aquellos días estaban llenos de muchas lecciones, ni siquiera tenía tiempo para salir fuera. Pero no era nada comparado a ahora, probablemente. Mirando hacia atrás, debería de haber salido más. (Risas).

Después de convertirme en trainee, la línea de miembros cambió y durante un año y medio sólo éramos Rap Monster, Suga-hyung y yo. En aquellos momentos me daban los bajones, preguntándome cuándo podríamos debutar. Era mentalmente agotador y nosotros tres solíamos hablar en el piso sobre eso.

Entonces, se estableció el proyecto BTS y se nos unió Jungkook. Después de eso, la línea vocal comenzó a coger forma. De todos los miembros, fue V quien dejó la impresión más fuerte en mí. Puede ser popular y tener un gran talento, ¡pero en aquel momento era diferente! Era super ruidoso y olía a sudor. (Risas).

Una vez que nuestro debut fue decidido, practicábamos aún más duro. Filmamos el vídeo para ‘We are bulletproof Pt.2’ cada día durante los tres meses previos a nuestro debut, incluso con la mínima diferencia en el ángulo de nuestros cuerpos o movimientos hacía que tuviésemos que repetir la grabación. Era una actuación intensa, así que me hice daño muchas veces. Incluso tenía tanta sangre acumulada en mis pies que creía tener la necesidad de sacarla…

Realmente sufrimos un montón. Pero gracias que tuvimos ese pasado, pudimos debutar y conseguir todo el amor de las fans ahora. Se siente como si todos nuestros esfuerzos y nuestro duro trabajo se viera recompensado.


SUGA

Creciendo desde un niño descarado a un chico que amaba los libros

Nací en Daegu, la tercera ciudad en el sur de Corea del Sur, y me crié allí hasta que me mudé a la capital. Era un chico muy normal cuando era pequeño. Me gustaba hacer tonterías, así que no creo que a mis profesorxs de guardería les gustara mucho. (Risas) Recuerdo que me regañaban muchas veces diciéndome “¡Ten cuidado!”. Me gustaban los deportes y era bueno corriendo. Fue elegido como atleta suplente desde la escuela primaria hasta el instituto. En cuanto a los estudios, estaba por encima del promedio.

Me gustaba jugar con mis amigos fuera cuando era joven, pero eso cambió mientras crecía. ¿Sabéis cuando la mayoría de niñxs salen, van al parque pero no hacen nada en particular? No me gustaba eso, así que me quedaba en mi casa los fines de semana bastante a menudo. Incluso mi madre me dijo “Deberías salir a jugar con tus amigos de vez en cuando”. (Risas)

Tengo una obsesión por coleccionar cosas y, cuando era pequeño, solía coleccionar muchos libros. Quería convertirme en uno de esos adultos educados y refinados, y yo estaba en la edad para ese tipo de comportamiento. Leía novelas, poemas, ensayos, periódicos… géneros maduros que no pegaban con mi edad. Además, por alguna razón, hasta la escuela intermedia tenía el hábito de leer las cosas empezando por la última página, al revés. Incluso ahora leo libros en ciertas ocasiones. Puedo procesar una gran cantidad de texto de una sola vez, así que mi velocidad al leer es muy rápida.

Mis recuerdos de mi primer amor en primaria… no existen. No lo tuve. Cuanto más te alejas de Seúl y te acercas a las regiones rurales, más conservador es todo. Los chicos y chicas no se hablaban entre ellxs en la escuela a la que iba. Solamente estar cerca de una chica era súper vergonzoso, así que no quería hablarles.

Empecé a hacer canciones en el instituto después de conocer el hip-hop

La primera vez que me interesé en la música fue cuando vi a un artista coreano llamado Stony Skunk en televisión. Era la época de las baladas en ese momento, y en un programa musical, de 18 grupos, quizás habían 10 baladas, 5 idols y 3 de otros géneros. Eran uno de esos tres. Era demasiado genial cómo se diferenciaban del resto. No me había interesado en la música hasta entonces, pero gracias a Stony Skunk empecé a escuchar hip-hop y reggae. También recibí influencias de Epik High. Era justo cuando los reproductores mp3 salieron a la venta, pero los escuchaba en mi reproductor de CDs Panasonic.

Al mismo tiempo que empecé a escuchar música así, también empecé a escribir letras. No es como si alguien me lo hubiera dicho, pero, por alguna razón, sentí que debía hacerlo. Empecé a hacer raps en la escuela intermedia. Antes, a nadie de mi alrededor le gustaba el hip-hop… Ahora es muy popular en Corea del Sur de nuevo, pero cuando empecé a escucharlo era como un género pasado de moda. Probablemente, era el único de mi pueblo que rapeaba. Mis amigos se quejaban cuando rapeaba en los karaokes. ¿Sabes esos gestos que haces en el hip-hop cuando mueves las manos? También me molestaban con eso.

Pero siempre me gustó el hip-hop y creo que fue en mi segundo año en la escuela intermedia cuando me subí a un escenario por primera vez en un festival escolar. Canté “Go Back” de Dynamic Duo con un amigo. No me gustaba estar delante de otras personas pero, por alguna razón, sentí que debía en ese momento. Quería mostrarles el rap que había practicado… aunque era verdaderamente malo. (Risas)

En realidad, quería ir a una escuela de artes, así que compuse canciones clásicas cuando estaba en la escuela intermedia. Pero las tasas escolares eran muy caras, acabé en una escuela normal. Le dije a mi padre “Ya he hecho suficiente música, así que estudiaré mucho en el instituto,” pero no acabé haciendo eso. (Risas)

Empecé debidamente las actividades como rapero después de unirme a una crew local

En la escuela sólo componía para mi propio beneficio, como un hobby. Empecé a crear canciones seriamente después de cambiar mi teclado MIDI. En mi primer año de instituto, le di mi canción a una persona que era como un profesor para mí para que la escuchara, y le gustó. Ahí fue cuando me presentaron a una crew de hip-hop llamada D-town, a la que me uní. Esa canción era como un beat new age, una canción de hip-hop como Nujabes. Por cierto, ese profesor que me halagó acabó yendo a la Berklee College of Music y ahora es un director musical para películas.

Empecé a rapear debidamente una vez me uní a la crew. Mientras yo hacía chapuzas con el rap en la escuela primaria, nadie a mi alrededor rapeaba, así que pensaba que era el mejor. (Risas)

Así es como empecé mis actividades en Daegu. Pero incluso entonces sabía que no podía alimentarme haciendo música underground. Algunos de mis hyungs que hacían música conmigo entonces eran unos 10 años mayores que yo, algunos rondaban la treintena. Los chicos tenían trabajos a media jornada mientras hacían música, y me parecía muy cansado. Incluso durante nuestros directos, era difícil tener a 100 personas de público, y lo odiaba… Creía que, si triunfaba, podría ser un puente para la escena underground. Hay mucha gente genial haciendo música en el underground, quería ser famoso y ponerles en un mejor entorno, quería que todo el mundo supiera acerca de la música de mis hyungs.

Fue en ese momento que vi que BigHit iba a hacer una audición en Daegu. La única cosa que sabía sobre ello era que era una compañía que creó el compositor Bang Shi Hyuk, pero lo intenté igualmente. Al día siguiente, fue inmediatamente informado que había pasado la audición. Por lo que escuché más tarde, me echó un vistazo y enseguida decidió que iba a pasar. A pesar de que era malo rapeando entonces. (Risas).

¿Una vida inesperada como trainee después de llegar a Seúl…?

Llegué a Seúl en mi segundo año de instituto el 7 de noviembre de 2010. Lo recuerdo incluso ahora.

Me uní a la compañía no sólo porque quisiera rapear, sino porque quería componer. Por eso no tenía que bailar, podía dejar que rapeara la gente que fuera buena en ello, y simplemente centrarme en convertirme en productor. Pero acabó siendo completamente diferente, ¿eh? (Risas) En ese entonces, la compañía planeaba tener un grupo sólo de raperos antes que un grupo de idols, pero todo cambió. Los miembros entonces éramos RM, J-Hope y yo. Y también i11even y IRON. Si hubiéramos debutado así, creo que nuestro rap hubiera sido bueno, pero el grupo hubiera sido un fracaso. (Risas)

El futuro al que SUGA aspira como rapero y productor

La razón por la que pude perseguir el camino de la música así es, en gran parte, gracias a mi hermano, que es 4 años mayor que yo. Le empezó a gustar el hip-hop debido a mi influencia, pero la única persona de mi familia que no se opuso a que hiciera la audición fue mi hermano. No les gustaba el hecho de que hiciera actividades musicales en primer lugar, y mis familiares me decían “¿Tú? ¿Haciendo música? En lugar de eso, estudia más”. Es por eso que al único que le dejaba escuchar las canciones que hacía era a mi hermano. También fue la primera persona a la que le conté que había pasado la audición. Nos llevamos muy bien, como mejores amigos. Normalmente no bebo alcohol, pero las únicas veces que hago excepciones son para beber con mi hermano.

Por supuesto, ahora todos en mi familia me apoyan. Los que me decían que estudiara, ahora me piden autógrafos. (Risas)

Todavía deseo hacer actividades de producción de ahora en adelante. No tengo avaricia para ser el centro, sólo quiero hacer música. No tengo interés en la industria del entretenimiento, mientras que algunos quieren actuar o ir a variety shows, no lo quiero en absoluto. Pero primero, creo que BTS tienen que convertirse los número 1 tanto en Corea del Sur como Japón. Y quiero aspirar a ser mejor tanto en rap como en producir. Puede que lleve un tiempo, pero tenemos que hacerlo.


V (Páginas 14 y 15)

Después de J-Hope y Suga está nuestro querido V con su única personalidad. Hemos dejado a V que hable, sobre todo, desde los recuerdos de su infancia a sus aspiraciones futuras.

El pequeño de su abuela, brillante y lleno de curiosidad.

Nací en Daegu como Suga-hyun y pasé varios años viviendo en un lugar llamado Gochang. Era un chico brillante incluso en la guardería, y todos los profesores me querían. Cada vez que encontraba algo hermoso, se lo daba y me alababan: “¡Wow! ¡Bien hecho!”; me hacía muy feliz. También tengo buenos recuerdos de compartir los caramelos verdes que eran populares en ese momento con uno de mis compañeros de clase.

Tengo muchos recuerdos con mi abuela de mi infancia. Mi abuela siempre me llevaba a la guardería, así que al final del día esperaba con impaciencia a que viniera a recogerme. Siempre compraba té yuzu para mí en la máquina de la calle y nos lo pasábamos realmente bien.

Cuando estaba en la escuela primaria, siempre tenía una curiosidad desbordante y quería probarlo todo. Quería dormir en la casa de mi amigo. Quería ir a entrenar taekwondo, el cual ya lo estaba haciendo. En primaria había muchos alumnos de mi guardería, así que tenía muchos amigos. Solía jugar con ellos en el parque hasta que se iba el sol.

¡Pero no solo jugaba! También asistía a clases de refuerzo en el colegio. (Risas). Fue desde sexto hasta el tercer año de secundaria. Debido a que vivía a las afueras, solo podía imaginar una vida trabajando en la agricultura, así que tenía la necesidad de estudiar mucho. Sin embargo, todo eso cambió cuando entré directamente en la música. No recuerdo cuando empezó, pero supliqué por un MP3 para poder descargar todas las canciones que pudiese y escucharlas. Entonces, en sexto, empecé a soñar con convertirme en cantante. Esa fue la primera vez que tuve un sueño propio.

Aprender a tocar el saxofón y bailar como objetivo para mi sueño de ser artista.

Empecé a actuar en favor de mi sueño en el primer año de secundaria. Mi padre me preguntaba qué quería ser en el futuro y yo le respondía: “Cantante”.

Mi padre solía soñar con convertirse en actor, así que cuando me escuchó se puso muy serio: “Si quieres convertirte en cantante, tienes que aprender a tocar un instrumento”. Así fue como aprendí a tocar el saxofón durante tres años, pensando que tenía que tocar un instrumento para convertirme en cantante. Como practicaba con todas mis fuerzas, incluso gané una medalla de oro en una competición de la Provincia Sur Gyeongsang.

En secundaria, era parte de un club llamado “the broadcast dance club”, donde a quien le gustaba bailar se dedicaba a bailar canciones de KPOP. Con el saxofón, los bailes y las clases de refuerzo, estaba realmente ocupado. En mi tiempo libre, solía jugar con mis amigos al baloncesto. No era bueno, pero mi amigo era un gran amante de ese deporte, así que era influenciado por él para jugar.

La razón por la que dejé de tocar el saxofón fue porque quería poner todo mi esfuerzo en el baile. ¿No sería una desgracia si me convertía en un cantante que no sabía bailar? Quería aprenderlo bien, así que una vez que empecé a ir al instituto me apunté a clases de baile. Entonces, un año y medio después, se produjo una audición privada de Big Hit. Mi amigo iba a esa audición y yo tenía algo de tiempo libre para asistir. En ella, tenía que bailar, rapear y hacer alguna imitación. Estaba seguro de que iba a fallar. Entonces me dijeron que había pasado. Pensaba que era mentira. Fui el único que pasó de Daegu.

Mi época de trainee está llena de recuerdos con los miembros.

Vine a Seúl en septiembre durante mi primer año en el instituto y empecé a dormir en un piso mientras iba al instituto de arte. Me uní después de Jungkook, Suga-hyung, J-Hope-hyung y RM-hyung. No me avergonzaba nada así que me pude hacer amigo de ellos rápido. Estaba feliz de convertirme en trainee y hacía que cada día fuera divertido. Como se ha dicho, practicaba tanto que apenas tenía una vida normal como estudiante de instituto, pero nos las apañamos para crear nuestros propios recuerdos en el piso y en la sala de ensayos. Lo que recuerdo es cuando los siete fuimos al parte de atracciones el 1 de enero.

Intentamos vestirnos lo más fashion posible, lo que acabó con todos vistiendo de negro. Realmente destacamos. (Risas).

De hecho, la moda siempre intentaba coordinarla con la ropa que mi abuela me compraba. Mi abuela siempre tenía un gran gusto a la hora de escoger la ropa. Incluso después de que se fijara la fecha de nuestro debut, mi existencia como miembro del grupo fue guardada en secreto hasta el final como un arma secreta. Por eso, no podía decirle a nadie que iba a debutar, lo que hace que tenga algunos malos recuerdos. Todos los miembros tenían cosas que hacer y yo me quedaba solo en el piso…

Por eso, cuando finalmente fui anunciado pensé “Mi sueño de sexto se ha cumplido”, y estaba realmente feliz.

BTS es el primer y el último equipo de mi vida. Quiero seguir junto a mis compañeros hasta el final. Una vez lleguemos a la cima, quiero mirar atrás y pensar: “Así es como hemos trabajado tan duro hasta ahora”. Si tuviera la oportunidad, me gustaría actuar también, pero hacer cualquier cosa a medias es malo, por lo que tendría que estudiar en una escuela de actores hasta que me sintiera satisfecho conmigo mismo.


JIN

Un gamer desde la guardería con una infancia animada

Nací en Anyang en la provincia de Gyeonggi, me mudé a la ciudad vecina de Gwacheon sólo un par de años después. Es por eso que mis recuerdos empiezan en Gwacheon. Justo antes de debutar, no me gustaba que me hicieran fotos, así que no tengo muchas fotografías de mi infancia. Es realmente difícil encontrar fotos antiguas mías. ¿Sabes cuando te tienes que quedar quieto para que te saquen una foto? Era realmente malo parándome cuando oía las palabras “¡Espera, vamos a hacernos una foto!”

Cuando estaba en la guardería me gustaba un videojuego de dinosaurios que era popular en ese momento. Lo amaba. Antes sólo teníamos una consola y mi hermano siempre la acaparaba, así que no podía jugar a pesar de que quería. Es por eso que me encantan los videojuegos incluso ahora.

En la escuela primaria, era un niño bastante animado. Jugaba con mis amigos después de clase, iba a casa a cenar, hacía mis deberes y me iba a dormir. Ese era un día ordinario. Tenía muchos amigos. Como jugaba cada día, era terrible en los estudios. (Risas) La asignatura que más me gustaba era Educación Física. Completamente opuesto a cómo soy ahora. (Risas) Me gustaba correr y hacía deportes como natación, tenis, y aprendí golf con mi padre, que también me gustaba. Empecé a hacer snowboarding cuando mi padre, amante del esquí, me llevó a una estación de esquí. Mi padre se iba de viaje de negocios a menudo, pero cuando estaba en casa me llevaba a practicar deportes junto a él como hobby. También me llevaba de viaje muchas veces. Japón, Europa, Australia… Pero, en realidad, no me gusta viajar, así que iba obligado. (Risas)

Hablo con mi hermano mayor cada día. Jugamos a videojuegos juntos y hablamos de todo tipo de cosas, parece que nos hemos vuelto más cercanos que cuando éramos niños.

¿Asistir a una escuela media y secundaria sólo de chicos dio lugar a un desarrollo tardío?

El primer año de la escuela media me obsesioné con los videojuegos y dejé de jugar fuera. (Risas) Me pasaba todas las vacaciones de verano jugando en un cybercafé con mis amigos.

Mis mejores amigos son mis amigos de la escuela media. Éramos cuatro en el grupo, pero fuimos a diferentes institutos. Nos íbamos a valles en las vacaciones de verano y a hacer snowboarding en las de invierno. Seguimos en contacto a diario entre nosotros y compartimos dad jokes. (Risas)

La música que me gustaba era Delete de Lee Seung-gi, 흑백사진 (Black and White Photo) de KCM, Airplane de Turtles… Me gustaban las canciones de moda y me gustaban las baladas rock, incluso ahora me gustan.

Tanto mi escuela media como el instituto eran escuelas para chicos. Es por eso que no tenía ni idea de cómo contactar con chicas durante seis años y no podía mirar a los ojos de las chicas de mi universidad. Evitaba el contacto visual diciendo “Hey, ¿cómo va?” (Risas) Me hice amigo de una chica sencilla en la universidad y poco a poco lo superé. Ella me golpeaba diciendo “¡Mira a los ojos cuando hables!” Aún así, me juntaba más con mis amigos. (Risas)

¡Explorando en el camino de un cantante, trabajando seriamente en la composición!

Durante mi primer año de instituto, mi sueño era convertirme en presentador de noticias. Quería ayudar a los desfavorecidos socialmente  y leer la columna editorial de un periódico cada día. Empecé a soñar con convertirme en actor cuando vi a Kim Nam-gil en el drama “Queen Seondeok” durante el segundo año de mi instituto. Me conmovió mucho, quería actuar de tal manera que también pudiera hacer llorar a alguien. Es por eso que elegí cursar estudios de cine en la universidad.

Tres meses después de inscribirme, fui reclutado por BigHit y me convertí en trainee. Los tres raperos ya estaban allí, y Jungkook se unió dos días después de mí. Fui a la sala de ensayo un día y vi un niño con ojos de Bambi sentado y acurrucado. Cuando le pregunté “… ¿Quién eres?” se levantó y dijo “¡Ah! ¡Mi nombre es Jeon Jungkook!” Incluso cuando le dije que podía sentarse, me dijo “¡No! Estoy bien” (Risas) El que me causó una gran impresión fue RM, que practicaba sus bailes. Fue la primera vez en mi vida que veía a alguien ensayar una coreografía, así que pensé “Guau, es un trainee. Qué guay.”

La vida de trainee era divertida. Salíamos y comíamos juntos entre ensayos. En realidad me gustaba bailar en esos momentos también. Después de debutar, me decían “Bailas mal”, lo cual me hizo perder confianza… Pero gracias a que lxs ARMYs me decían “¡Es muy mono!” y “¡Lo has hecho bien!” volví a ganar confianza y he sido capaz de seguir bailando hasta ahora.

Me gusta mi vida ahora y estoy satisfecho de estar en BTS. Empecé a sentir interés por la música después de conocer a los otros miembros. Nunca me imaginé a mí mismo escribiendo música cuando debuté. Gracias a la influencia que he recibido de los otros miembros, he estado escribiendo hasta ahora. No es suficiente como para usarlo para nuestros álbumes, pero me han dicho que está bien y seguiré trabajando duro en ello.

Actuaré si se me presenta la oportunidad. V es el único que ha actuado por ahora, así que estoy satisfecho con esto. Mi prioridad actual es mejorar como cantante y en actuar, y tener muchos conciertos. Es agotador, pero es realmente divertido.


JIMIN

De ser un estudiante de escuela media obsesionado con bailar a un miembro de BTS…

Mi recuerdo más antiguo es de cuando tenía 4 o 5 años, cuando me mudé de mi casa a una casa cercana. Recuerdo estar ayudando llevando una olla arrocera llena de granos de arroz. Cuando era pequeño, me gustaba jugar fuera y me pasaba cada día jugando con mis amigos y los niños más mayores del vecindario. Jugábamos a fútbol y a polis y cacos.  Una vez corrí tan lejos que acabé en el pueblo de al lado. (Risas)

Incluso en la escuela primaria me encantaba jugar con mis amigos. A veces pasábamos las horas de comer jugando al fútbol. Mis asignaturas favoritas eran Artes, Educación Física y Matemáticas. Me gustaba dibujar pero, por alguna razón, odiaba colorear. Mis sueños de cara al futuro cambiaban cada día. Si leía un manga sobre cocinar, quería convertirme en chef; si veía ‘Galaxy Express 999’, quería convertirme en un conductor del Galaxy Express; si leía One Piece, quería convertirme en pirata.

Soy muy cercano a mi hermano, que es dos años más joven que yo. Jugábamos a juegos y veíamos películas juntos en casa. Recuerdo que veíamos ‘Dragon Ball’ y la película ‘The Host’. Éramos como amigos.

Era amigo de todo el mundo en la escuela media. Habían seis clases y conocía a casi todo el mundo. Formaba parte del equipo de fútbol y de ping pong, y cada día me divertía mucho.

Me empecé a interesar por la danza el segundo año en la escuela media. Empecé a bailar después de clase y quería aprender debidamente, así que me apunté a una escuela de danza en 2010. La escuela de danza era divertida. En cuanto tenía un rato libre, iba a ensayar. Incluso me apunté a competiciones, lo cual era muy angustioso. De hecho, incluso ahora me pongo nervioso cuando estoy en un escenario.

Decidí que quería ir a un instituto de artes un año antes de graduarme en la escuela media. Era incapaz de concentrarme en estudiar durante mi tiempo libre, pensando “¿A qué instituto debo ir? ¿Qué quiero hacer?” Mientras pensaba, finalmente decidí que quería estar en un escenario. Así que me dirigí al Instituto de Artes de Busan y, como quería aprender más tipos de danza moderna, elegí danza contemporánea. Me entregué totalmente a la danza durante el instituto – todo lo que tenía entonces eran mis amigos y la danza. Quedaba con mis amigos y ensayaba, jugaba, luego ensayaba de nuevo… Asistía a la escuela de danza a la vez que al instituto, así que me preocupaba el coste de las clases y dije “No iré a la escuela de baile.” Pero la profesora de danza me dijo “No necesitas pagar nada”. Estaba muy agradecido con ellxs y ensayaba muchísimo para cumplir sus expectativas, y aprendí mucho de esa profesora. Nunca volví a pensar en dejar la danza.

La primavera de 2012, mi profesora de baile de la escuela media me contactó y acabé haciendo una audición para la compañía. Pasé y me mudé a Seúl en Mayo. El primer miembro que conocí fue J-Hope. Me dio la bienvenida diciendo “¡Trabajemos duro juntos!” Los otros miembros también me hablaron primero, y me acuerdo que tal como llegué al dorm, salimos juntos a comer. Lo más gracioso de la vida de trainee era comer y jugar con los otros miembros. Todavía tengo el ticket de cuando fuimos al parque de atracciones juntos en mi billetera. Fue la primera vez que salíamos juntos a jugar, así que es uno de mis recuerdos más preciados. Lleva en mi cartera 5 años ya.

Me transfirieron al mismo instituto que V en Seúl. Estaba en la clase 4 y V en la clase 2, pero V tenía muchos amigos así que vino a mi clase y le dijo a mis compañeros “Por favor, tratad bien a Jimin”. Me vuelvo muy vergonzoso con gente alrededor, pero gracias a eso fui capaz de hacerme amigo de los de mi clase.

La parte más difícil de ser trainee era cómo de incierto era el futuro. Era duro oír discusiones sobre cómo de cerca estuve de ser expulsado una vez. Por eso quería ensayar tanto como fuera posible, así que ensayaba hasta las 3-4 de la mañana, me iba a dormir, y volvía a la sala de ensayo a las 6 de la mañana y cantaba durante una hora antes de ir a clase. Seguí así durante un año. En ese momento, nunca soñaba que podría debutar como miembro de BTS. Pero cuando me pusieron en la lista de candidatos para los miembros de BTS y los hyungs dijeron “Queremos que sea Jimin”, encontré fuerza en eso. Realmente sentí que quería debutar con esos hyungs.

Estaba lleno de muchas emociones cuando debuté. Recibir nuestro primer pastel de una fan después de un showcase, los miembros y el staff llorando juntos cuando acabó, aparecer en un programa musical al día siguiente, Jin llorando después… Tengo infinitos recuerdos de esos tiempos.

No tengo nada nuevo que quiera probar de ahora en adelante. Simplemente quiero desafiarme a mí mismo e ir tan lejos como pueda con lo que estoy haciendo ahora. Aparte de eso, también quiero aprender a hablar mejor japonés. ¡Estoy estudiando duro!


V (páginas 24 y 25)

El camino de un niño curioso que acabó formando parte de BTS.

Nací en Daegu y fui criado en las afueras donde la afluencia poblacional era baja. Cualquier cosa que pregunte a mi familia sobre mis primeros años, siempre responden al unísono: “¡Eras un niño realmente curioso!”.

Puedo recordar bien mi infancia, incluso tengo tantos recuerdos de mi abuela que me faltarían días para contarlos. De cuando caminábamos por nuestro barrio por la mañana y ella compraba té yuzu. Incluso ahora, puedo recordarlo.

El que tengo más arriba era cada vez que iba al supermercado a comprar. Siempre me sentaba en la sillita para niños con el objetivo de que mi abuela me empujase. (Risas). En verano, ella solía hacer hwachae —postre coreano hecho a base de piezas de sandía y mezclado con soda— y hacíamos frente al calor con él.

Cuando era pequeño, mi especialidad era montar en mi bicicleta de cuatro ruedas. La habilidad que tenía para ir hacia detrás era realmente impresionante. ¡Podía recorrerme el parque entero así! ¿No es alucinante?

En ese momento, tenía dos sueños para el futuro. Uno era convertirme en cantante y el otro convertirme en un padre como el mío. Mi padre es una buena persona, y lo admiro como lo hacía antes.

Empecé a soñar con convertirme en cantante cuando estaba en primaria. No tenía miedo de probar nuevas cosas y me gustaba bailar en el escenario. Antes de darme cuenta, quería ser cantante.

No entré a Big Hit pretendiendo hacer una audición. Como un chico de las afueras, me preguntaba qué podría querer una compañía de Seúl y fui para ver las audiciones de la agencia por mera curiosidad. Cuando estaba a punto de irme a casa, alguien de la agencia me paró y me preguntó si quería convertirme en un trainee para ellos. Llamé a mi padre e inmediatamente me dijo: “Si es algo que quieres hacer, hazlo lo mejor que puedas”. Así que me convertí en trainee.

Pero al principio tenía mis sospechas y dudaba de por qué me habían escogido. (Risas). No confiaba en ellos completamente al principio. Pero decidí darles un voto de confianza y hacer un esfuerzo en las clases de baile. Conocí a los otros miembros en la sala de ensayo, pero el que más me impresionó fue J-Hope. Era la estrella de los trainees. Era muy, muy guay.

Fui al mismo instituto que Jimin. Él era un estudiante modelo así que fue a practicar con nosotros en cuanto terminaron las clases. Valoraba crear recuerdos con mis amigos así que después de las clases íbamos a ver películas y salíamos a cafeterías. Sabía que practicar era importante también, pero la secundaria solo se vive una vez, ¿no? Cuando miro atrás, deseo haber pasado más tiempo con mis amigos.

Era difícil querer salir con mis amigos cuando tenía que practicar durante mis días de trainee. En aquellos momentos, había una persona de la compañía que me decía que fuera más serio y fuera a la sala de ensayos. Para ser honesto, no quería, pero eran personas estrictas así que accedí a ir para ensayar. Hay algo que me gustaría decirle a esa persona: “Gracias a ti, pude debutar en BTS. Muchísimas gracias”. Esa persona me aconsejó bien, y me recomendó cuando los miembros de BTS se estaban decidiendo para el debut.

En ese tiempo, la persona de la compañía me dijo que había planes para debutar a un grupo llamado BTS, y fue en ese momento cuando empecé a percatarme de que el debut era real. Desde entonces, tuve mis manos ocupadas en clases de canto y baile, así que realmente no me daba tiempo a pensar sobre el debut.

Los siete dormíamos en el mismo piso, que hacía que cada día fuera realmente divertido. No había un solo día aburrido. Ahora mismo, tenemos nuestras propias habitaciones por lo que se hace un poco solitario. Es mejor cuando estamos todos juntos, ¡después de todo!

Cinco años han pasado desde nuestro debut, y estamos teniendo poco a poco más tiempo para nosotros mismos, así que he podido pasar algunos días con mis padres. Me siento muy feliz cuando como lo que cocina mi madre junto a mi padre. Mi madre siempre está realmente ocupada trabajando así que, aunque lo que cocine no sea lo mejor, sabe realmente bien.

Lo que quiero hacer en el futuro es viajar con todos los miembros. Mientras sea con ellos, no me importa el lugar. Sin embargo, no tiene que haber cámaras. Eso es vital. Las cámaras son una distracción, así que por favor dadnos privacidad completa. (Risas).

Personalmente, he estado muy metido en la fotografía durante los últimos tres años. Suelo sacar fotos del escenario y de los otros miembros. Ahora mismo las enseño a través del contenido del fanclub, pero espero que algún día pueda enseñárselas a las ARMY directamente. No sé cuándo será, pero estad pendientes.

Trad. Inglés: kocchi
Trad. Español: BTS Spain
**Si tomas esta traducción, por favor, respeta TODOS los créditos**

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.