[ARTÍCULO] 10/10/18 – Cómo BTS está dominando el mundo

Es temprano en un lunes noche de septiembre en una lujosa suite del Ritz-Carlton en Los Angeles y Jimin, uno de los siete miembros de BTS, la boy band más popular del mundo, está haciendo una siesta de pie delante de un espejo iluminado del vestidor.

No podemos culparle por estar agotado. Exactamente 24 horas antes, Jimin, 22; Jin, 25; Suga, 25; J-Hope, 24; RM, 24; V, 22; y Jungkook, 21, estaban calentando en el backstage en el Staples Center de LA, preparándose para dar su cuarto y último concierto en un arena agotado de 20,000 asientos. Cada noche es una maratón de coreografías intensas, interludios con vídeos y pirotecnia – todo acompañado, por supuesto, por los gritos de lxs fans. “Es un verdadero honor,” dice J-Hope. “Estamos orgullosos de que todo lo que hacemos emita luz.”

Como The Beatles o One Directon antes que ellos, BTS ofrece una mezcla de rompecorazones de buena apariencia y estribillos de melodías pegadizas, además de bailes en la línea de New Kids on the Block y *NSYNC. Pero la banda – cuyo nombre significa Bangtan Sonyeondan en coreano y Beyond The Scene en inglés – está abriendo nuevos terrenos. No sólo BTS son el primer artista coreano en agotar un estadio en USA (por no mencionar los récords que han batido en Asia), sino que lo han hecho sin atender al público occidental. Sólo uno de los miembros, RM, habla inglés fluido, y la mayoría de sus canciones son en coreano – una prueba más de que la música “no necesita ser en inglés para ser un fenómeno global”, dijo Steve Aoki, un DJ de Estados Unidos que ha colaborado con BTS. El grupo también es experto en sacar provecho de las redes sociales, tanto para promocionar su música como para conectarse con sus fans.

Pero por ahora, de momento, quizás necesiten dormir. “Todavía estoy intentando deshacerme del jet lag,” comenta Suga, uno de los tres raperos del grupo.

Desde su génesis en los 90, el pop coreano – o K-Pop – se ha vuelto sinónimo de lo que los estudios llaman “idols”: un cuadro de estrellas del pop jóvenes, refinados y de apariencia perfecta cuya imagen suele ser rigurosamente controlada. (A menudo se les niega hablar sobre su vida amorosa, a fin de que parezcan disponibles para las fans.) Pero incluso cuando el K-pop ha madurado a una industria por valor de $5 billones con fans de todo el mundo, sus mayores estrellas – incluyendo Rain, Girls’ Generation y BIGBANG – en gran parte no lograron ganar tanta atracción de los mercados occidentales. El único fue PSY, un rapero surcoreano cuyo “Gangnam Style” se volvió un hit viral en 2012, a pesar de que su cómico y extravagante personaje (y, según algunos críticos, problemático) era un precursor improbable para el género.

Fotografía de Nhu Xuan Hua para TIME

Cuando BTS llegaron en 2013, estaba claro que jugarían con sus propias reglas. Fueron formados por Bang Si-hyuk, un renegado del K-pop que se fue de una gran compañía para formar la suya propia. Eligió a jóvenes estrellas que parecían tener talento, empezando con RM, que inicialmente formaba parte de la escena coreana de rap underground. Y, a pesar de que BTS tiene elementos de idol – la astuta estética, las coreografías intensas, los divertidos y amados singles – también abrazan sus defectos. Su canción debut, “No More Dream,” hablaba sobre la manera en la que lxs niñxs de Corea se sentían bloqueados por las expectativas de la sociedad; RM grabó una canción con Wale que alude la importancia del activisto; Suga lanzó una mixtape hablando sobre su depresión. “Empezamos contando historias que la gente quería y estaba lista para escuchar, historias que otra gente no podría hablar o no hablaría,” dice Suga. “Hablamos de lo que las demás personas sentían – el dolor, ansiedad y sus preocupaciones.” Ellos transmiten esos mensajes en sus videoclips, llenos de metáforas y referencias culturales; en sus actualizaciones en las redes sociales; y en las letras de sus canciones, de las cuales lxs fans traducen y analizan en comentarios, chats grupales o podcasts. “Esa era nuestra meta, crear esta empatía con la que la gente se identificara,” continúa Suga.

También ayuda que su sonido es ampliamente atractivo, fusionando hip-hop con EDM y producción pop. Recientes colaboradores, incluidos Desiigner y Nicki Minaj, que añadió un verso en su último single “IDOL”, cuya letra hace un guiño a su lugar en el firmamento del K-pop. “Puedes llamarme artista, puedes llamarme idol,” cantan. “Da igual lo que me llames, no me importa… no puedes evitar que me ame.” RM dice que este mantra – ámate a ti mismo – es fundamental para la identidad de BTS; incluso está incorporado en los títulos de sus álbumes más recientes. “La vida tiene demasiadas cuestiones, problemas y dilemas impredecibles,” dice RM. “Pero creo que lo más importante para vivir bien es ser uno mismo. Nosotros todavía estamos intentando ser nosotros mismos.”

Esta combinación de características han resonado en lxs fans, especialmente en las redes sociales, donde BTS han amasado millones de seguidorxs devotxs. Se llaman ARMY, que es un acrónimo para “Adorable Representative MC for Youth” y un guiño a su poder organizado. En 2017, lxs fans de BTS hicieron titulares para ensalzar al grupo a lo alto de la lista Billboard Social Artist – que incorpora streams, menciones en las redes sociales y más – y mejorar los likes de Justin Bieber y Selena Gomez. Desde entonces, lxs ARMYs han catapultado los últimos discos de BTS, ‘Love Yourself: Tear’ y ‘Love Yourself: Answer’, a lo más alto de las listas de álbumes de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón. “Incluso si hay una barrera en el lenguaje, una vez suena la música, la gente reacciona igual allá donde vayamos,” dice Suga. “Parece que la música realmente nos une.” Añade Jimin, “Damos energía a nuestro público y oyentes, pero también recibimos energía de ellxs.”

De vuelta al Ritz, la maquilladora despierta a Jimin de su siesta. Cerca, V canta mientras su cabello decolorado se mueve al viento. Jungkook estira su cuello mientras su maquillador le aplica concealer. RM habla con un manager. Suga se desliza en sus mocasines. Jin, que lleva el apodo de “Worldwide Handsome,” deja que un estilista le ate su corbata. La risa de J-Hope se filtra a través de la puerta.

Es un un momento extraño de descanso para los chicos. En las próximas semanas, darán 11 conciertos agotados, aparecerán en Good Morning america e incluso ayudarán a lanzar una nueva iniciativa de empoderamiento para jóvenes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde RM habló sobre la auto-aceptación: “No importa quién eres o de dónde eres, tu color de piel, tu identidad de género, exprésate.”

Una agenda que parece desalentadora. Pero, para BTS – y sus ARMYs – es una señal esperanzadora de lo que tiene que venir. “Sólo lo dejo caer,” dice Suga, “pero quizás podríamos actuar en la Super Bowl algún día.”

Source: TIME

Trad. Español: BTS Spain

1 comentario on “[ARTÍCULO] 10/10/18 – Cómo BTS está dominando el mundo”

  1. Hola, me encantan estos articulos y mas. si son de BTS son unos chicos ejemplares basta con oir sus camciones llenas de mensajes para reflexionar.Smplemente son extraordinarios 😘Dsludos sigsn adelsnte👍💚🍃

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.