[ARTÍCULO] 12/06/18 – Los factores que explican el éxito de BTS en América (adaptación)

Desde sus comienzos, el KPop ha buscado expandirse en américa. Antes del conocido éxito que tuvo lugar en 2012 – aquella canción con la conocida coreografía del caballo y una burla hacia la sociedad más burguesa de un barrio que los westerns no conocían – otrxs artistas intentaron alcanzar el éxito en USA, pero los resultados no fueron los esperados. Seo Taiji, el hombre al que muchos coreanos atribuyen la invención del Kpop moderno en 1992, llegó también a grabar uno de sus temas en inglés para su álbum debut. Dos años después, la versión coreana de la misma llegó a América al pertenecer a la BSO de una película de las tortugas ninja.

El propio Seo Taiji alabó a la boy band BTS y los nombró sus sucesores, invitándoles a su concierto en honor a sus 25 años de carrera. La leyenda afirmó reconocerse en los chicos y en sus letras (cuando abordan problemáticas sociales), su forma de vivir la música y su variedad de estilos musicales. Tampoco se puede olvidar su éxito e nivel global, que ya había alcanzado cotas altísimas en Europa y EEUU.

Ahora, BTS ha llevado la música coreana aún más alto: Love Yourself Tear ha llegado al número 1 en la Billboard 200, derrotando a Post Malone. A lo largo de su evolución, los medios americanos se han preocupado cada vez más por los motivos de su ascenso. Como hipótesis, manejan una especie de “fórmula” entre la que se plantean posibles causas, que incluyen los conflictos geopolíticos que Asia vive en la actualidad. Está claro que el motivo no es únicamente su belleza andrógina, su compromiso con la sociedad o su legión de fans llamada ARMY, el fandom más activo de la historia. Ni los medios coreanos ni los estadounidenses saben cuál es la “fórmula mágica” que ha llevado a estos chicos al éxito.

BTS también necesitó algo de tiempo para entenderlo. Algunos de los motivos que parecen haberles llevado al éxito se remontan a su debut en 2013, que tampoco difirió en nada al debut de cualquier otro grupo. Miembros como RM (“Rap Monster” en aquel entonces), Suga y J-Hope colaboraron con su agencia para producir las letras y la música, tal y como se hacía ya por esa época. El grupo unía a varios adolescentes, algunos de ellos pertenecientes a la esfera rap underground coreana. En la rueda de prensa que dieron con motivo del debut, se les presentó como “hip-hop idols”, mezclando sonidos y melodías que estaban bastante de moda entre las boy bands coreanas, así como la aparición de la palabra “swag” en varios de sus temas. La mayoría de sus primeros vídeos musicales corrieron a cargo de Zanybros, una productora de Seúl conocida por producir más de 100 vídeos al año, con una gran experiencia en el sector. Ante la cámara, BTS vestía con ropa estilo “street” que ya se veía bastante por Seúl.  En definitiva, su sonido, imagen, su participación en su música y sus ventas en Corea se asemejaban a las de otros idols de la época con base en el rap como Block B y BAP.

En esa época, sus coetáneos habían conseguido un mayor éxito en América que los propios BTS, vendiendo miles de entradas para tours que tenían lugar en Nueva York, Miami Beach o Texas. Por otro lado, sus mayores, BIG BANG, reunían en torno a 10.000 fans en cada concierto en América y Reino Unido, ganando la atención de los medios western. Cuando BTS anunció un concierto gratis que tendría lugar en 2014 en un pequeño club de Los Ángeles – una de las áreas de EEUU donde el Kpop es más popular – apenas 400 fans aparecieron. Su actuación formó parte de su reality llamado “American Hustle Life”, que siguió a los chicos mientras aprendían de artistas como Coolio y Warren G. Sus fans ahora utilizan ese show como un suministro de memes sin fin, aunque su extraña forma de interactuar con grandes figuras del hip-hop de la época les hizo un flaco favor en 2014, ya que su popularidad en EEUU no aumentó como esperaba.

Normalmente, aquí hubieran acabado los intentos de debutar en el mercado americano. Como en el caso de otros artistas, después de algunos fracasos, lo esperable es que la agencia decidiera enfocarse en Asia. Sin embargo, Bang Si-Hyuk marcó la diferencia en este caso.

También conocido como “Hitman” Bang, el fundador de Big Hit estudió Diseño en la Seoul National University de Corea. En los 90, se hizo un nombre como un escritor de canciones pop y ha dirigido su compañía durante una década. Tras el fiasco de AHS, una aparición en la KCON de Los Ángeles y una gran acogida de la audiencia western a Dark & Wild, los chicos dedicaron finales de 2014 y comienzos del 2015 a introducirse en el mercado japonés, aunque Bang siguió con la vista puesta en América. Quizá uno de sus movimientos más inteligentes fue reconocer que, en América, la fanbase de Kpop estaba creciendo y había que priorizar esfuerzos en ella a la hora de crear contenido. ¿Qué le faltaba a estos fans y los grupos actuales no les daban? ¿Qué les gustaba además del Kpop? Un par de años después, y millones de CDs vendidos más tarde, Bang dijo a Billboard, humildemente, que todavía sigue “pensando mucho en lo que hace que los fans se desvivan por la música de BTS y por los chicos en general”. No obstante, a comienzos de 2015 vivieron el éxito.

Su nombre “The Most Beautiful Moment in Life: Part 1”. Este álbum recogía aquellos aspectos que un grupo internacional de Kpop moderno debería poseer. El EP sonaba bastante contemporáneo en comparación a otros artistas, incroporando subgéneros como el cloud rap y el future bass, el PBR&B… mientras que los álbumes anteriores de BTS hablaban de los quehaceres de los adolescentes en edad escolar, The Most Beautiful Moment trata de una apertura mental a otro tipo de ansiedades que comparten todos los jóvenes. La preciosa intro, un solo de Suga, captura al rapero en la espiral de un ataque de pánico, aterrado por el mundo y su propio reflejo. La primera palabra en inglés del álbum es un “maldita sea”, que grita desde lo más profundo. La canción solo cuenta con otra línea en inglés “¿Qué estoy haciendo con mi vida?”

El estilo de la banda también mejoró. Para su canción principal “I Need U”, BTS contó con la ayuda de Lumpens, un equipo de producción audiovisual que reinterpretó la dinámica de los chicos introduciendo la desesperación que… era real. Uno de los hechos más destacados de esta era es que Big Hit se quedó sin fondos mientras grababan. La promoción de este álbum nos permitió ver a BTS cambiando sus viejos uniformes de colegiales por un estilo más personal y aesthetic. Ya sea por todo esto o por pura casualidad, casi todo lo relacionado con HYYH Pt 1, musical y visualmente hablando, explotó en tumblr en 2015, reuniendo multitud de fans en el extranjero.

Ademas, a estos cambios les acompañó la nueva óptica que tomó la gente ante su trabajo. Con estas nuevas canciones, más personales, la colaboración de los chicos con el equipo creativo de la agencia ya no se tomó como algo baladí, sino que se destacó como una de sus particularidades. Además, se pusieron de relieve las conexiones entre los álbumes de su debut (la trilogía “escolar”) y el nuevo trabajo, tanto en cuanto a letra como los vídeos musicales, que hacían referencia a sus vídeos anteriores – no tan conocidos en aquel entonces -. Todo esto sentó un precedente y favoreció el interés por saber cómo continuaría la historia. Los grupos de Kpop son conocidos por sus “conceptos”, que cambian su sonido e imagen a un ritmo vertiginoso, algo que a menudo confundía o decepcionaba a sus fans occidentales. BTS, sin embargo, se mantuvieron consistentes y fueron evolucionando gradualmente, reforzando la idea de que eran tal y como se mostraban en cámara.

Lo más característico del grupo ha sido su presencia en redes sociales. Mientras que los grupos de Kpop normalmente pueden pasar años sin actividades sociales – muchas agencias la consideran una carga por si sus artistas dicen algo controvertido – BTS ha compartido siempre contenido a través de vlogs (BANGTANTV) desde que eran trainees. Destacan su uso de la plataforma coreana “V Live” y sus clips “Bangtan Bomb”, que siguen realizando a día de hoy. BTS se han caracterizado siempre por ser transparentes y naturales. Comenzando con HYYH, entre sus vídeos, sus cortometrajes y su actividad en redes, crearon una secuencia de contenidos tan completa que sus fans no tenían tiempo para seguir a otros grupos.

Con su publicación en abril de 2015, el impacto de HYYH fue inmediato: BTS tocó en cuatro ciudades en América durante ese verano, con una audiencia aproximada de 4000 personas por noche y la segunda parte de su serie consiguió colarse, ese otoño, en la Billboard 200. Desde entonces, cada uno de sus trabajos se ha colado en las listas americanas, hasta el séptimo puesto que alcanzó LY:Her en la Billboard 200 y el remix de Mic Drop, que llegó al 28 en la Hot100. El mes pasado, Tear debutó en la primera posición de la Billboard 200, así como Fake Love en el número 10 de la Hot 100. También han intentado que sus fans en América tengan la oportunidad de verlos cada año; de hecho, han hecho sold out en los 14 conciertos que tienen programados en Norteamérica este otoño (incluyendo cuatro fechas en Los Ángeles, en el Staples Center, con capacidad para19.000 personas). Durante los últimos tres años, BTS ha ampliado sus habilidades de producción, ha tomado influencia de nuevos géneros y ha evolucionado incluso en aesthetics, pero todo sigue teniendo relación con con el equilibrio perfecto y comercialmente potente que los chicos y Big Hit descubrieron en HYYH.

Pero no están solos, desde 2015, muchos grupos han intentado seguir los pasos de BTS. Si algunos consideran que BTS son el ejemplo de la “fórmula mágica del Kpop”, es porque ellos y Bang han redefinido el género.

La perfecta confluencia de factores que ha ayudado a BTS a conquistar América no ha sido un accidente, sino una interacción entre diseño y decisiones basada en una observación de los fans occidentales del Kpop, sus gustos e intereses (además de saber quiénes son BTS como personas y músicos y cómo podían lograr encajar con esos gustos permaneciendo fieles a su propia esencia). Sus fans ahora compran su lightstick y hacen todo lo posible para asegurar el éxito del septeto (incluyendo hacer streaming y comprar su contenido). El éxito de los chicos en América es innegable. Las 100.000 copias vendidas de su nuevo álbum durante la semana de su lanzamiento, así como las 180.000 entradas que han vendido para su tour en el país, así lo atestiguan. Otra prueba son las visitas de su single “Fake Love”, que llegó a los 35 millones (a pesar de que YouTube retiró 6 millones de visitas durante las primeras 24 horas).

Así es la historia de cómo siete jóvenes llegaron al número 1 de Billboard apoyados por el fandom más entusiasta. En la cultura pop actual, pocas cosas hablan más que los números y ser el creador de uno de los álbumes más vendidos del panorama musical significa ser el centro de las miradas. BTS además ya ha establecido que no están interesados en cantar en otro idioma al margen de los habituales del Kpop (japonés, coreano y alguna parte en inglés), pero, en todo caso, el mundo ha cambiado. Por primera vez, un artista asiático está a la cabeza y es el centro de atención.

Source: Vulture

Trad. Español: BTS Spain

Si vas a tomar la traducción por favor respeta TODOS los créditos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.