[ARTÍCULO] 07/06/18 – Lo más sorprendente de ‘Love Yourself: Tear’ fue su gran éxito

Bangtan Sonyeondan – más conocidos por el público occidental como BTS – batieron un récord inesperado en los ránkings de Billboard el pasado mes. Siendo el número 1 en ‘Billboard 200’ y empezando con una canción situada en el ‘Top 10’, el éxito de la banda marca un nuevo capítulo en la historia de la música asiática en Estados Unidos, un capítulo radicalmente distinto a los artistas novedosos previos como el Gangnam Style del fenómeno PSY.

Ningún gran inversor hubiera apostado por su éxito. Cuando el K-Pop intentó por primera vez romper en el mercado musical estadounidense, utilizó el éxito de Shakira como modelo a seguir. Los intentos tempranos como Eat You Up de BoA y The Boys de Girls’ Generation buscaron el éxito en las radios del país occidental e intentaron atraer a una gran audiencia a través de sus letras en inglés y composiciones pegadizas.

BTS se rebelaron contra estas normas. Sus integrantes no cantan en inglés, salvo alguna frase suelta en cada canción. Su música no puede definirse como un éxito que atraiga a todo el público americano: pocas veces aparecen en la radio, sus cifras de streaming en Spotify son moderadas, y la mayoría de los estadounidenses probablemente no sabrían decir el nombre de los integrantes, y menos nombrar alguna de sus canciones.

Por el contrario, lo que es incluso más sorprendente es la habilidad de BTS para despegar – consiguió crear un fandom muy devoto sin ayuda de las instituciones musicales tradicionales en Estados Unidos; una base de fans lo suficientemente extensa para que el grupo no necesite atraer al público general.

Los músicos del pop capaces de conseguir despegar con fuerza un álbum sin tener una canción exitosa previa para atraer a las masas, son una rareza – pensad en Madonna, Beyoncé o Lorde – pero desde Maya de M.I.A, ningún artista de pop se ha esforzado en rechazar el éxito y mantenerse en su nicho musical. El último álbum de BTS, “Love Yoursef: Tear”, la última parte de un tríptico de álbumes, no es lo que podríamos esperar para su entrada triunfal en el mercado estadounidense.

Hay una línea establecida para crear música que sobrepase las barreras del idioma – ejemplos que incluyen el Aserejé de Las Ketchup o Gasolina de Daddy Yankee – y “Tear” no sigue este patrón.

Otros éxitos trotamundos del K-Pop, como Gee de Girls’ Generation, tienen estribillos tan distintos al resto de versos como es un lanzallamas en comparación con una pistola de agua. En Gee, las voces desfilan a tiempo con la base a 4/4. Este es el éxito transligüístico perfecto, cuidadosamente construido para que la canción – siendo repentinamente llenada por amor – sea aceptable sin tener en cuenta sus letras prescindibles.

Esta es la tradición que Bangtan Boys, como también se les llaman, está evitando. Hay cuatro vocalistas y tres raperos – un número inusualmente alto para un grupo de K-Pop. La duración de sus canciones son demasiado largas para la música pop, llegando incluso a rozar los cuatro minutos. Sus estribillos tienden a ocupar un minuto dentro de la canción. Sus versos tienden a tener un rap fuerte y, ya que cada rapero tiene su estilo, se diferencian bien uno del otro. Esta no es la composición ideal para la música pop; no es un estilo del K-Pop amigable para la radio de a pie.

El álbum es un regreso a los sonidos R&B y hip-hop de su pasado álbum de 2014, “Dark & Wild”, después de estar un par de años inmersos en el sonido EDM. Una canción con un fuerte sonido R&B no es usual en el K-Pop.

El eje de una canción R&B – una transición amortiguada de los versos al estribillo, unas voces deslizantes que se alejan del ritmo – se opone a lo pegadizo, esa piedra angular del éxito de la música pop.

En resumen, las composiciones del grupo tienen a ser holgadas, sin forma y, para las canciones de K-Pop, relativamente sin gancho. El éxito de BTS, entonces, marca la maduración de los gustos de los oyentes del K-Pop en Estados Unidos. Actualmente lxs fans occidentales del K-Pop ya no se dejan cautivar únicamente por los vídeos musicales vistosos, las coreografías perfectamente coordinadas o las melodías pegadizas – se toman el K-Pop en serio como un medio artístico y ansían autenticidad y experimentación dentro de sus límites.

Lo que diferencia a BTS del resto de sus boybands rivales es la participación de sus propios integrantes en la composición y producción de su material. No importa si las canciones en “Tear” son un tanto torpes en la composición – es simplemente la firma de la autenticidad de la banda. En “Tear” hay canciones vociferando la soledad de Pluto y celebrando la mágica transformación de rendirse – temas muy difíciles de encontrar en las boybands. El fandom de BTS no se emociona simplemente por la apariencia atractiva de sus integrantes – ya hay demasiados en la industria K-Pop – sino que se emocionan genuinamente por su música, sus letras y sus comportamientos impredecibles.

El enorme éxito de BTS muestra que el K-Pop ha completado la transición desde la novedad, pasando por subcultura hasta un género musical en Estados Unidos. Esto subestima lo que en realidad es un gran evento en la historia musical de Estados Unidos; ahora hay un mercado lo suficientemente grande para la música K-Pop donde bandas como BTS pueden sobrepasar la corriente popular y seguir consiguiendo grandes beneficios.

¿Dónde están BTS entonces? Puede que geográficamente sean coreanos, pero su ejército de fans viven en los enormes fondos marinos de Internet. La misteriosa popularidad de BTS en Estados Unidos, a pesar de tener poca presencia en cuanto a actuaciones en el país, se debe a que sus seguidores no entienden de fronteras. Sus canciones no están destinadas a dominar las ondas radiofónicas – están destinadas a conseguir la admiración de lxs fans por BTS, a vivir en tweets y blogs, a ser populares desde los márgenes. Estas canciones se cuelan en las corrientes populares cuando no nadie observa y nos golpean por sorpresa.

Source: The Daily Californian
Trad. Esp: BTS Spain
**Si tomas la traducción, por favor, respeta TODOS los créditos**

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.